14 de marzo de 2009

Cloud Virus (Anti)

No se lo que te pasa, estás siempre en las nubes...

Respuesta: Claro hombre, es lo que se lleva ahora.

El principal beneficio del cloud computing, o “computación en nube” que tanto se está escuchando últimamente, es el ahorro de costes. Parece que la tendencia actual pasa por disponer de terminales “tontos” y dejar toda la potencia de cálculo en grandes servidores, de tal forma que las empresas puedan ahorrar en microinformática y centralizar los servicios necesarios para el trabajo del día a día al mínimo coste.

Un sencillo ejemplo de cloud computing son las Google Apps, aunque quizás sería un poco difícil de integrarlas en las Normativas y Políticas de seguridad de cualquier empresa considerable (aunque prometen cumplimiento GLB, HIPPA, etc.).  Volviendo a nuestra computación en red, los antivirus parece que poco a poco también comienzan su andadura sobre este “nuevo” modelo de arquitectura. Como sabéis los antivirus se basan principalmente en firmas, es decir saben que cuando un proceso ejecuta cierta combinación de instrucciones, ahí puede existir un virus. Saben que cuando un archivo dispone de cierto hash, también puede estar infectado. También es verdad que actualmente también disponen de heurísticas que “aprenden” y detectan comportamientos clasificados como sospechosos, una escalada de privilegios, el borrado o manipulación de archivos de sistema, etc. En todo caso parece un patrón de trabajo orientado a “Listas negras”, del estilo, no me gusta tu aspecto o a ti ya te vi la otra noche y me armaste trifulca, mejor quédate en tu casa porque aquí no entrarás hoy. Claro está existen antivirus que se basan exactamente en lo contrario, “Listas blancas”, es decir, sólo aquellos que yo conozco y confío en ellos podrán ser ejecutados. Si bien ambos modelos son acertados, ninguno de ellos es válido por si solo, la correcta mezcla de ambos es la que nos proporciona antivirus eficaces.

¿Cómo integrar los antivirus en el cloud computing? Existen numerosas alternativas, por ejemplo en Panda se han decantado por aprovechar la nube para utilizar cada antivirus como un “sensor en la nube”, así todas las nuevas muestras de malware, o sospechosas de serlo son enviadas a un repositorio centralizado que compara con sus bases de datos de software maligno, compara con sus listas blancas y gracias a un sistema inteligente calcula la probabilidad de que sea nuevo malware, o no.

Otra alternativa mucho más sencilla (y económica) que sirve como “juguete” antivirus en la nube es el “Cloud Antivirus”, esta aplicación se integra en nuestro Windows XP / Vista siendo muy sencilla de utilizar:

Calcula el hash SHA-1 del archivo enviándolo a un servicio habilitado por el TEAM CYMRU(yo tampoco había oido hablar de ellos), comparan el hash con una base de datos de malware de que disponen, y te muestra el resultado del análisis:

Está en versión BETA y puede ser un complemento interesante al antivirus tradicional. No obstante todavía no funciona muy bien, se ha tragado el Poison IVY sin realizar ninguna manipulación adicional :-(

Y esto es todo por hoy.

Salu2!

PD: Cumplimos 100 entradas juntos :-) en la siguiente toca chiste ;-D

3 comentarios:

Mithdraug dijo...

¡¡¡Interesantísima la entrada!!! La verdad es que la seguridad en Cloud Computing no sólo deberá pasar por la seguridad en las comunicaciones, el asegurar la disponibilidad de la información... sino también por la gestión de los virus informáticos que existen y los que están por venir.

Un saludo.

GigA ~~ dijo...

Hola Myth!

Con lectores como tu uno se anima a seguir escribiendo ;-)

La verdad que todas las aplicaciones tienen algo que aprovechar del "nuevo" modelo de arquitectura de aplicaciones, y los desarrolladores tienen que echarle imaginación para aprovechar "la nube" en su beneficio :D

Salu2!

Lobosoft dijo...

¡¡Buenas GigA~~!!

Bueno, el placer lector/escritor (como en el clásico problema de concurrencia) es mutuo.

Se avecinan tiempos interesantes, con todo el tema de la nube, tanto a nivel tecnológico como ético dará mucho de que hablar... y ahí estaremos para compartir opiniones.

¡Saludos!