22 de mayo de 2009

Internet: Reflejo del ser humano.

Hace unos días descubrí un blog de un ancianita que a sus 95 había decidido contar sus experiencias por Internet, me pareció increíble que su nieto le hiciera un regalo tan original: Un blog en Internet, y que le enseñara a usarlo. Gracias a ello miles de personas han disfrutado y compartido sus experiencias lo cual personalmente me parece inimaginable, ¿qué puede haber sentido esa mujer?, ¿hasta donde habrá llegado su alegría?, ¿y la gente que la leía? su repercusión ha sido tal que superó el millón y medio de visitas, algo que ya quisieran muchos.

Desde aquí solo puedo aplaudir y admirar este tipo de iniciativas animando a aquellos primerizos en Internet a que pierdan el miedo, aprendan y utilicen esta herramienta no solo para crecer personalmente, sino para compartirlo con todo el mundo.

La verdad es que esta no era la entrada que tenía pensada para hoy, más bien todo lo contrario, hago 1 año y 1 día como security / gamming blogger y me venía acordando de esas entradas de mis comienzos, me acordaba sobretodo de esa de “Internet, Puertos y 6 meses de experiencia” la cual me pareció cuanto menos graciosa, ¡cuando se es junior se es junior! Iba a contaros todo esto y los planes para el siguente año cuando pasándome por Security Art Work descubro la noticia, entonces se produce un extraño contraste entre el fallecimiento de Maria Amelia “la abuelita blogger” y mi aniversario. Me doy cuenta que Internet no deja de ser un reflejo del ser humano, por eso es tan extraordinario, por eso engancha tanto: forma parte de la creación.

Hoy me despido de vosotros animado por formar parte del todo (en el plano virtual y en el fisico, por supuesto) y desde lo maravilloso de sentirme/nos únicos. Seguiremos creando y creciendo en Internet y por supuesto, en la Vida.

Gracias María, me enseñaste esto en tu despedida.

2 comentarios:

Mithdraug dijo...

Leí la noticia de su defunción, y me apenó mucho. Conocí el blog hará un año, y me pareció una iniciativa entrañable por parte del nieto, y un espíritu que más quisieramos algunos el de la abuela.

También pensé rendirle un homenaje desde el blog, pero anduve sin ordenador unos días. Me alegra que escribises sobre ella en el tuyo.

Sin duda, tenemos mucho camino por recorrer, y más aún que aprender.

Saludos.

GigA ~~ dijo...

No me cabe la menor duda Mith, aunque compartiendo nuestros descubrimientos y dudas con los demás, se hace mucho más ameno :)

Un saludo.